ANICC ha nacido con una vocación universal. Universal desde la acepción inclusiva de globalidad, porque en su origen está ser capaz de tender puentes y de dar a conocer el talento y la capacidad de las industrias creativas de Navarra más allá de cualquier tipo de límite o frontera. Y para alcanzar ese objetivo, queremos servirnos de cuantas herramientas tengamos a nuestro alcance. Desde las más habituales, como pueden ser la formación, la comunicación o la innovación, hasta el networking y el aprendizaje de otros modelos de éxito.

De ahí que en los últimos meses no hayamos dejado pasar la oportunidad de conocer cómo funcionan las industrias creativas en otros lugares de Europa y hayamos formado parte del equipo navarro que participa en el programa intereuropeo Cre:Hub Interreg Europe, un proyecto de intercambio de buenas prácticas y aprendizajes comunes del que hoy queremos hablaros.

En febrero, el programa aterrizó en la capital de Eslovenia, Liubliana. Una ciudad que formó parte de Yugoslavia y desde 2004 forma parte de la UE.

Liubliana cuenta con muchas características comunes con Pamplona (tamaño, número de habitantes), perteneció al Imperio Austro Húngaro y ha tenido que ser reconstruida varias veces a lo largo del tiempo, en las dos últimas ocasiones tras sufrir dos terremotos importantes: tras el de 1511 se reconstruyó con estilo Renacentista; tras el de 1898, en torno al Art Nouveau. De ahí que la arquitectura sea uno de los pilares de su cultura y parte fundamental de su idiosincrasia.

A pesar del clima, Liubliana es una ciudad que apuesta por los medios de transporte sostenibles y ecológicos, como la bicicleta. Su servicio público de préstamo y la utilización de la bici como elemento decorativo urbano en numerosos lugares, demuestra la posibilidad de integrar creatividad, cultura y ecología.

Los signos de identidad más importantes de Eslovenia son el idioma esloveno y la arquitectura. Ambos aportan carácter propio y personalidad a un país que ha sabido preservar su legado, a pesar de estar en una permanente encrucijada de países y culturas.

“El pasado da luces con las que alumbrar el presente”, por eso quizá Eslovenia ha sabido proteger su identidad a través del cuidado de su idioma, que consideran un tesoro al mismo nivel que su valiosa arquitectura. No sin motivo la industria editorial es una de las principales industrias de Eslovenia.

En el día que duró la visita, conocimos tres ejemplos de buenas prácticas que demuestran que Eslovenia ha sabido integrar CREATIVIDAD Y TRADICIÓN, lo que ha posibilitado la existencia de ESPACIOS de vanguardia para la INNOVACIÓN, la CREACIÓN y la CULTURA.

Partiendo de la base de que ANICC, la Asociación Navarra de Industrias Culturales y Creativas, busca crear espacios de encuentro entre creadores y empresas para el beneficio mutuo y el de toda la sociedad, y que entendemos la cultura de forma transversal a todos los sectores, Eslovenia es un modelo a seguir puesto que nos mostró cómo es posible aprovechar el legado cultural de una zona y convertirlo en un interesante engranaje de empresas creativas.

Somos conscientes de que, antes de emprender la carrera que nos lleve a promocionar el aspecto industria, como acción prioritaria, es necesario definir el concepto de Industrias Creativas y Culturales, con el fin de tener una referencia común.

Igualmente, urge dotar a las mismas de un marco jurídico-económico que garantice su consolidación y prestigio. Ambos pasos son previos y así se constata también en el ejemplo esloveno.

Un paso más adelante, de Eslovenia traemos el ejemplo de valentía y confianza de una apuesta por el fomento y desarrollo de las ICC a través de tres ejemplos de entidades que son impulso y germen de talento, creatividad y desarrollo económico en la ciudad:

  • Museum of Architecture and Design/MAO:

En 2010 se convierte en una institución pública. Se configura como lugar de encuentro y plataforma de diálogo de artistas dedicados a la cultura, la ecología, la creación, la economía, la política, la arquitectura y el diseño. Es el espacio organizador de la más antigua bienal de diseño de Eslovenia (The Biennial of Design BIO).

En 2015 constituye la Future Architecture Platform que conecta16 organizaciones de 15 países. El museo coordina la obra de Joze Plecnik y su inclusión en el Patrimonio de la UNESCO.

Matevz Celik, director de MAO

Soy un arquitecto a la búsqueda de nuevas formas y apuesto por el desarrollo de nuevos modelos culturales. Me defino también como investigador y escritor. Formo parte de varios jurados de arquitectura.

Un momento importante en mi carrera fue la apertura de mi propio estudio y mi primera construcción, en 2003, de un bloque de apartamentos que recibió el Premio al Mejor Arquitecto Joven de Europa. También destacaría como hito importante en mi vida profesional, mi nombramiento como director del MAO.

En este momento, si hablamos de creatividad y cultura en mi país, considero que es importante saber muy bien dónde estás y para qué. Además, me parece importante establecer procesos que integren la cultura y la creatividad en la sociedad. Es necesario probar, experimentar, jugar, abrir nuevos espacios y escuchar a los que trabajan desde los márgenes de los canales habituales.

De cara al futuro, me gustaría una sociedad más colaborativa y abierta; alejada de miedos, prejuicios y complejos.

 

  • ABC Accelerator :

Institución privada de apoyo a emprendedores de todo el mundo.

Su misión es implantar una única plataforma virtual de apoyo a los emprendedores, accesible en cualquier momento y desde cualquier lugar para cualquier persona.

Creen que Eslovenia posee una diversidad que la convierte en un lugar especialmente adecuado para testar todo tipo de proyecto o negocio innovador.

Su funcionamiento consiste en apoyar proyectos durante un periodo de tres meses bajo los parámetros de la filosofía “win to win”.

Ales Pustovrh, cofundador de ABC  

Soy profesor de economía y mi vocación es apoyar emprendedores e impulsar la innovación. Me defino como conector de personas y buscador de talento. Soy emprendedor por naturaleza, y poder acompañar a otros como yo es una de mis principales motivaciones.

Uno de los momentos más importantes de mi vida profesional fue la apertura del ABC hace ahora dos años. Este hecho supuso la culminación de mi vocación emprendedora que comenzó hace 10 años con la fundación de mi primera empresa.

En la actualidad me gustaría que fuéramos capaces de no perder la oportunidad de aprender y de entender que la innovación y la creatividad van de la mano de la economía.

”Dos cosas te definen: tu paciencia cuando no tienes nada y tu actitud cuando lo tienes todo”.

  • POLIGON, Creative Center:

Es el primer centro público creativo de Eslovenia. Está ubicado en un antigua fábrica de tabaco.  Acoge tanto a emprendedores autónomos como a estudiantes universitarios vinculados a industrias creativas, sociales y culturales.

Abrió sus puertas en 2014 y ofrece espacios de coworking, además de acoger eventos, talleres, formación y facilitar el intercambio de ideas innovadoras.

Actualmente cuenta con 200 miembros que provienen de 15 países diferentes. También ofrece programas de residencia para emprendedores.

www.poligon.si

Luka Piskoric, co-fundador de Poligon

Creo que diría que soy un pionero en el ámbito de internet en Eslovenia. Creativo y economista especializado en emprendimiento desde hace 20 años.

Mi primer hito profesional fue comenzar a trabajar a los 17 años con la puesta en marcha de mi propia compañía: el Memo Institut.

Creo que para mí es importante no haber perdido el rumbo y seguir día a día trabajando como artista, diseñador y creativo por el avance de la innovación.

Desde mi punto de vista, debería ser fácil hacer rentable la creatividad puesto que es algo que está presente en todos los sectores de la industria, de la sociedad y de la economía. Se necesitan mutuamente.

Veo el futuro como un entorno más proactivo y dispuesto a apoyar este tipo de iniciativas, tanto en el sector privado como en el público, y que no se queden como ocurre ahora en la teoría y en los buenos deseos.

 

Tratándose de un ecosistema similar al nuestro, el ejemplo esloveno puede servir a Navarra como modelo de inspiración que permita dar un paso más en el desarrollo de las Industrias Culturales y Creativas de nuestra zona.